Saber Veranear

FOTO 03Veranear, nos gusta a todos, al más decente y al más indecente, al rico y al pobre.  A todos nos gusta encontrar un destino lejano y exótico, o muy cercano, lo que nos permita el bolsillo, ¡alabada sea una Toy en nuestro patio de 10 metros, para pasar los pocos días que nos pertenecen de vacaciones!

Pero seamos honestos, no todo el mundo sabe veranear, me pasa, te pasa, es una realidad.

Un café que tarda más de cinco minutos en ser servido es motivo de queja cuando tienes prisa para no llegar tarde al curro, al igual que cuando estás en una terraza frente a un mar de azul deslumbrante. Un retraso de una hora en tu vuelo, vaya faena, ya sea porque te reúnes con tus jefes o porque tienes una casita de madera esperándote en  los Alpes. Te equivocas de dirección y das tres vueltas por el mismo barrio buscando el local de tus clientes o el hotel con encanto que has reservado para darte una homenaje, ¡ vaya pérdida de tiempo!

 

FOTO-04

Cuando María me propuso poner nuestras fuerzas en común no tenía ni idea de lo que estaba a punto de pasar. Si me pides que sea breve, diré que nuestro verano ha sido curioso. Levantarme sin despertador, saludar a mi socia bailando, dibujar mapas de tesoros, desenterrarlos y abrazarnos sabiendo que merecía la pena la búsqueda. Disfrutar lo andado y retroceder sin complejos para entender por qué nos habíamos equivocado.

Ha hecho calor, mucho calor, nos han salido callos en las manos y nuestros dientes han dado con más de un canto, benditos sean los cantos que nos han enseñado. En definitiva, hicimos un giro de caderas  y mira tú por donde ha merecido la pena. Nosotras hemos sabido veranear.

 

FOTO 05

 


Asociación Vale

La Asociación VALE es un lugar de encuentro, trabajo y reconocimiento para personas con ojos muy abiertos, sonrisas despejadas y corazones esponja. Cuando se cruza el umbral de sus puertas encuentras manos abiertas y desinteresadas, creatividad, trabajo duro y disciplina. Todos suman, todos aportan y todos crecen en un paralelo que no está representado en mapa alguno.

Tienen una misión tan sencilla y básica como es la defender la dignidad y la calidad de vida de Personas con Discapacidad Intelectual así como la de sus familias. Trabajan duro para asegurar su educación, rehabilitación e integración social y laboral en el Valle de Lecrín y la provincia de Granada.

Su actividad nos fascinó desde el principio y de la mano de Álvaro Pérez nos adentramos en su oasis donde conocimos y disfrutamos de su trabajo y buen hacer. Nos enamoramos de Francisco Javier, un estudiante de Bella Artes cuya curiosidad y creatividad ponen un punto de aire fresco, alucinamos con Teresa y sus palabras desinfectadas con la inocencia más pura y delicada, disfrutamos de los abrazos de Carmen... Cada alma viva en aquellas salas tiene algo que contar con tanta firmeza que pueden derrumbar cada una de nuestras miserias.

Desde entonces se convirtieron en un colaborador fundamental para Ópera de Domingo, forman parte de nuestro equipo y de cada obra completa que lleva nuestro sello.


La Variable

[one_half last="no" spacing="yes" center_content="no" hide_on_mobile="no" background_color="" background_image="" background_repeat="no-repeat" background_position="left top" border_size="0px" border_color="" border_style="" padding="" margin_top="" margin_bottom="" animation_type="" animation_direction="" animation_speed="0.1" class="" id=""][fusion_text]Este trabajo nos ha servido para recordarnos la facilidad con la que se trabaja cuando el cliente habla tu mismo idioma. El espacio de trabajo compartido La Variable, es un lugar de faena donde perfiles dispares con diferentes disciplinas comparten orden, método y buen hacer.

Nos presentaron su necesidad y sin más interpretaciones supimos leer cómo  debíamos plantear el proyecto. Hemos de reconocer que el Logo nos dio mucho juego, nos recreamos en la versatilidad de su diseño y la posibilidad de integrarlo en un panel de anuncios nos pareció divertidísimo. Así pues nos concentramos en el concepto de variabilidad como si no hubiese mañana.

Centrarnos en la variabilidad se tradujo en el diseño de un puzzle donde las piezas  encajaran en cualquier posición, tenían que casar y a la vez ser libres. No tardamos en inclinarnos por utilizar planchas de hierro galvanizadas a las que vestimos de pizarra, nos aseguramos de que las letras fueran fieles a su tipografía y que tuvieran la capacidad de convertirse en imanes.

Para no alejarse de las buenas costumbres este proyecto se completó con recursos que fueron recuperados y tras un delicado proceso se han convertido en piezas únicas hechas a medida.[/fusion_text][/one_half][one_half last="yes" spacing="yes" center_content="no" hide_on_mobile="no" background_color="" background_image="https://operadedomingo.com/wp-content/uploads/2016/01/Panel-La-Variable-2-683x1024.jpg" background_repeat="no-repeat" background_position="left top" border_size="0px" border_color="" border_style="solid" padding="" margin_top="" margin_bottom="" animation_type="0" animation_direction="down" animation_speed="0.1" class="" id=""][/one_half]


La Vega

fondoEra muy fácil que nuestra primera colección nos llevara a La Vega, hay mucho de ella en nosotras.

Hablando de casualidades, en nuestra búsqueda por preparar una boda folk descubrimos que no había que irse al Sur de Arizona, en este paisaje granadino durante el verano hay más de un tono con estas características.

Fue jugando cuando descubrimos pequeños tesoros que sólo en verano están a la mano y  son tan temporales que la lluvia se los lleva sin aviso. En esas noches, necesarias, con copa de vino en mano nos encontramos discutiendo sobre la mejor forma de llevarnos la Vega a casa y crear un perfume de sensaciones que se pudieran alargar en el tiempo.

Nos despertamos con un propósito y sin cavilaciones nos pusimos a encajar este concepto con imágenes, gama cromática, texturas, recursos, música,  lírica…

Entendíamos que no estábamos rimando nada que no se hubiera cantado antes, son muchos los que encuentran poesía en su paisaje. Sin embargo sentíamos que teníamos algo importante que contar y hacerlo a nuestra manera.

Diseñamos un patrón llevando a la máxima simplicidad las líneas y colores que este espacio tan singular nos ofrece durante el estío. Escogimos con delicadeza los materiales que acogieran este apunte, nos hicimos con la red de colaboradores necesaria para ejecutar el proyecto y el resultado nos tiene entusiasmadas.

El sol al ocultarse se asomó entre las nubes…, y la vega fue como una inmensa flor que abriera de pronto su gran corola mostrándonos toda la maravilla de sus colores. Hubo una conmoción enorme en el paisaje. La vega palpitó espléndida. Todas las cosas se movieron. Algunos colores se extendieron fuertes y briosos.

Federico García Lorca