Descripción del proyecto

Puertas las mínimas y pasillos fuera. La idea era conseguir un espacio diáfano donde pudieran confluir los invitados de este apartamento turístico situado en el Barrio del Realejo, Granada.

Un lugar sencillo pero con carácter donde el descanso sea la prioridad y la identidad del lugar la creen los invitados. Revestimientos claros para hacer brillar cada estancia y texturas para crear ambientes acogedores, cojines mullidos que apetece abrazar, mantas bajo las que acurrucarse y alfombras de fibra natural para pisar descalzo.

Se han respetado algunas piezas originales del piso, las puertas se han transformado en un armario empotrado, alguna mesita de noche, armario y sillas que acompaña al mobiliario han sido restaurados con el objeto de respetar parte de la historia de la vivienda.

Una reforma parcial que reorganiza los espacios, un interiorismo donde lo antiguo y lo actual coquetean y la elección cromática de fondo en neutro, animada por las alegres tonalidades de textiles.