Desde el punto cero se expande Ópera de Domingo, una tela de araña multidisciplinar de profesionales locales que andan juntos, con sensatez y trabajo, que suman y crecen, porque solo conectando lo pequeño tiene lo grande sentido. Ópera de Domingo es un equipo nacido de dos perfiles diferentes, los de Carmen Morales Bailón y María Moreno Rodríguez, que comparten ambición y un proyecto común.  

Este proyecto nos lleva a dar una segunda oportunidad a productos  y ambientes que resolvieron una necesidad, tuvieron una función que el tiempo ha borrado, empañando un valor que nunca perdieron. 

Trabajamos nuestros objetos y espacios con mimo, en un proceso artesanal donde el diseño y el respeto por la historia de los materiales los transforman en espacios y piezas únicas, dueñas una nueva identidad. Nuestros diseños giran en torno a un concepto que añade valor a cada pieza y busca crear una sensación singular.